Los seis bisontes ya se encuentran en la Reserva de San Cebrián

Tras un largo viaje de 1.800 kilómetros los seis bisontes, cinco hembras y un macho de entre dos y tres años, llegaron ayer a la Reserva de la Montaña Palentina, ubicada en San Cebrián de Mudá.

Los animales fueron soltados a las ocho de la mañana, aunque habían llegado a las cuatro, con el fin de que su salida del camión se produjese en las condiciones más idóneas para los animales procedentes de Holanda y Bélgica.

«Hemos puesto toda la voluntad para que saliesen con la mayor naturalidad y sin violencia», concreta Joaquín Morante, portavoz del Centro de Conservación del Bisonte Europeo en España y que ha realizado toda la ruta con los ejemplares.

También ha concretado que de momento los animales se han tenido que quedar en el corral de manejo, y no se han podido soltar en una nueva zona que se había habilitado desde el Consistorio a la espera de que se dispongan de los nuevos permisos de la Junta.

«Pedimos reflexión y sobre todo que prime el bienestar de los animales. Estamos trabajando para llegar a una solución que deriva de un trámite administrativo», concretaba ayer Morante.

opinión de la junta. Por su parte desde la Institución Regional han afirmado que «tras las gestiones realizadas por el delegado territorial, se ha convencido al alcalde para que desembarcase los nuevos bisontes en la parcela autorizada -donde están los otro ocho bisontes-, de 20 hectáreas, que cuenta con su correspondiente Código de explotación CEAS inscrito en el Registro General de Explotaciones Ganaderas (REGA), por lo que la acción sería correcta».

El objetivo de la llegada de los seis nuevos bisontes, que se unirán a los ocho que habitan en la zona desde hace dos años, es contribuir a sacar a la especie del peligro de extinción y al mismo tiempo aplicar una fórmula de desarrollo rural innovadora.

Los seis bisontes de la Montaña Palentina, se han transportado junto a otros once que se han llevado a Asturias. Concretamente están en Siero en un Centro de Reproducción y en Villayón donde se realizará un estudio de su convivencia con otras especies cinegéticas y su adaptación al entorno.

Fuente: Diario Palentino